Tu radio y podcast sobre manga, anime y cultura japonesa ツ

ponyo raAMEN

Pasión por el jamón

29 septiembre, 2015 /   2410

Para todos los que hemos tenido el placer de conocer a la simpática y traviesa Ponyo esta es quizás una de las imágenes que mejor la representa. Su independización y huida del mar quedará siempre asociada a Sosuke y su pasión por el jamón. ¿Qué mejor excusa para recordar qué otros alimentos han traído de cabeza a los personajes de Studio Ghibli?

ponyo jamon de bocata

Si algo le gusta a Miyazaki, Takahata y compañía es cuidar de los detalles y tratándose de un país con una gastronomía tan rica como la japonesa, no podían faltar esos deliciosos platos de de los que solo disfrutan los personajes. Ya que la pequeña niña pez es nuestra protagonista, merece la pena recordar que no sólo de jamón se vive.

Puede que la pasión de Ponyo (aquí nuestro podcast sobre esta película) no provenga solo de lo insólito de que una “sirenita” devore carne, es posible que haya algo de la propia pasión nipona hay en ello. En Japón la carne (sea de la calidad que sea) es bastante cara por lo que no es un alimento tan habitual como aquí que gozamos de todo tipo de embutido y carnes. ¿Queréis hacer feliz a un japonés? Regaladme un sobre de jamón y será feliz como Ponyo.


ramen

¿No se os hace la boca agua al ver este ramen? Si a Sosuke y Ponyo se les ilumina la cara al ver el plato, nosotros más de lo mismo en su situación. Junto con el sushi es de las comidas populares japonesas. Si bien su origen es chino, la versión instantánea es invención nipona. La maravilla del ramen instantáneo en 3 minutos es tal que hasta la mismísima Ai Otsuka le dedicó una canción:

Seguro que sabéis hay muchos tipos según el tipo de sopa e ingredientes. En esta podemos ver el jamón/cerdo, huevo hervido y negi (cebollino). No es extraño encontrar también menma (tallos de bambú), nori, pollo, marisco o el ingrediente estrella: el naruto. Hecho con pasta de pescado y su emblemática espiral en el centro le dio mucho juego a Masashi Kishimoto a su protagonista, otro Naruto, fánatico por el ramen. En cuanto al caldo existen cuatro variedades: Shōyu (la soja de toda la vida), miso (suele ir con pollo), shio (sal simplemente) o tonkotsu (con bastante cerdo y sustancia).

 

 

No todo lo que se come en las películas de Studio Ghibli es japonés. Tamibén podemos ver que comen sandwich, patatas fritas, helados de cono… Pero seamos sinceros, lo que más antojo nos da es aquello que no tenemos cada día a mano. Está claro que una buena taza de leche con miel mata el frío y previene los resfriados. Lisa lo sabe y a los niños, sobre todo a Ponyo parece encantarle lo dulce.

Hasta aquí el repaso gastronómico de Ponyo, ya podéis buscar el japonés más cercano e ir a pedir un buen ramen. Recordad, si hace frío, leche con miel y a la cama.

mieeel

Escrito por Jeza

Es la primera vez que colaboro en un blog y ¡espero que no sea la última! Me gusta tanto Japón que hasta he estudiado una carrera sobre ello (las carreras que se inventan...). Últimamente mi consumo de anime y manga está volviendo tras unos años de ocaso, por lo menos mi afición a los videojuegos, cine y literatura sigue intacto.