Tu radio y podcast sobre manga, anime y cultura japonesa ツ

Lo que el bento se llevó

8 septiembre, 2020 /   201

Mucho más que las sobras de anoche

A estas alturas, poca gente queda que no sepa lo que es un bento, la comida japonesa para llevar más cuqui de Instagram. Se transporta y se come en una especie de táper llamado “bento-bako”, casi siempre hecho de madera o plástico, y suele ser equilibrado nutricionalmente y tener una presentación muy limpia y cuidada.

Lo que el bento se llevó

¿Qué hay en un bento?

Lo que suele haber en una comida japonesa típica: una base importante de hidratos de carbono –generalmente arroz–, mucho pescado, tortilla de huevo –tamago–, tofu y también carne, y una buena dosis de verduras y frutas. Las particularidades del bento es que se eligen alimentos que se mantengan bien y se puedan disfrutar a

temperatura ambiente, que es como se suelen comer, y que se evitan en general las salsas, que sólo se incluyen a veces en botecitos pequeños para evitar que acabe por todas partes.

¿Cómo y cuándo comen bento los japoneses?

El bento es la comida típica de los japoneses en el trabajo, de los viajeros en las estaciones de tren y también de los niños en el colegio. ¡¿Quéeee?! Pensaréis. ¿Es que nadie va a pensar en darle san jacobos grasientos a los niños? No amigos. En Japón muchos colegios e institutos dan la opción a los padres de elegir entre llevar su propio bento o comer el menú del comedor escolar, y ninguna de las dos opciones incluye san jacobos grasientos, ya que por lo general son menús bastante saludables.

Los bentos se pueden hacer en casa o comprar en los típicos konbinis o en pequeñas tiendas situadas en lugares como estaciones de tren.

El bento manda un mensaje

La gastronomía es una parte muy importante de la cultura japonesa y suele estar llena de simbolismo. El bento no es una excepción. El que puede comprarse en las estaciones de tren –llamado ekiben–, suele ser una representación de la comida típica de la zona, y para muchos japoneses es una parte fundamental del viaje, aunque el más importante sigue siendo el que se prepara en casa y se consume en el trabajo o el colegio.

Tradicionalmente y aún hoy en día suele ser la madre de familia la encargada de prepararlo. Los que preparan para los niños suelen estar decorados con motivos infantiles y personajes de manga y anime, y el objetivo, aparte de sacarle una sonrisa al niño, está claro: “a ver si el pequeño Satoshi se come este pimiento con forma de Pikachu, o si no fijo que pica con el tomatito cherry ensartado con un palillito híper kawaii con el jeto de Nobita”. Se venden todo tipo de herramientas para recortar, moldear y decorar distintos alimentos, y es un hecho que las

habilidades del cocinero marcan la diferencia, y mucho. El resultado: la presentación puede mezclar lo cuqui, lo extremadamente kawaii y bueno, lo que ya es directamente hortera. Si no me creéis echad un ojo por internet: la línea que separa lo que exclama ‘cómeme’ de lo que grita ‘acaba con mi sufrimiento’ se cruza, y no pocas veces. Abundan las salchichitas cortadas con forma de pulpitos, los Totoros de arroz, las tortillitas cortadas en forma de flor y los gatetes, muchos gatetes.

Los bentos para llevar al trabajo son más sencillos pero sin dejar de cuidar mucho la estética. Se procura que sean coloridos, pulcros y apetecibles, y se dividen las diferentes raciones en pequeños compartimentos del bento-bako o dentro de moldes de silicona o papel. Una de las decoraciones más habituales es la bandera de Japón, que se representa con una ración rectangular de arroz blanco con una ciruela encurtida llamada umeboshi en el centro.

Lo que el bento se llevó

Bentos para niños, adultos, y para mala gente de todas las edades

Merecen un capítulo aparte los llamados shikaeshi bento o bentos de la venganza, que no dejan de ser otra forma de mandar un mensaje, pero en este caso un mensaje muy chungo. ¿Quieres decirle a tus seres queridos “Soi uno detrutoreh”? ¡Díselo con un bento! Se hacen para

niños y adultos y de muchas formas: puedes aburrirles con un bento de un solo color, mostrar lo poco que te preocupa su salud incluyendo sólo un ingrediente o recrear insectos o excrementos con la comida, para que coman bien pero por lo menos se les revuelva el estómago. O si lo tuyo no son las sutilezas, otra opción es recortar alga nori directamente con los insultos y reproches que quieras resaltar sobre una ración de arroz. Y por último una categoría sólo apta para adultos: ¿te la ha vuelto a pegar Hiroshi? ¡No pierdas el tiempo con los trámites del divorcio! Siempre puedes prepararle un bento obsceno y muy vergonzante, y que al abrirlo delante de su jefe y sus compañeros de trabajo ya se haga él solito el sepukku con sus propios palillos.

Tarteras de la venganza aparte, parece claro por qué a día de hoy todavía triunfan los bentos, y es que en una sociedad donde la comunicación a veces falla y donde las presiones son constantes, una pequeña cajita llena de comida saludable, rica y cuidadosamente colocada y decorada manda un mensaje muy claro y fundamental: no olvides que en casa hay alguien que cuida de ti. Que eres más que un número en una oficina o un aula, que importas. Y ahí hay una buena idea que todos podemos tomar prestada de Japón.

Fuentes:

EL COMIDISTA: Bento, la comida japonesa que conquista la monez https://elcomidista.elpais.com

MIRANDO HACIA JAPÓN: Los platos más típicos de la cocina japonesa; Kyūshoku, el almuerzo escolar en Japón https://mirandohaciajapon.com

JUST ONE COOKBOOK: How to make bento; How to make bento FAQ https://www.justonecookbook.com/

JAPONISMO: 10 tipos de shikaeshi bento o el obento de la venganza https://japonismo.com

Imágenes:
Bento monsters, Anna the Red, Just One Cookbook, Japonismo

Avatar

Escrito por Silvia Rosa