Tu radio y podcast sobre manga, anime y cultura japonesa ツ

PhoTones Works #4675 by PhoTones_TAKUMA on Flickr.

En un abrir y cerrar de ojos

20 octubre, 2015 /   1646

¡Por fin has llegado a Japón! ¡Has cumplido tu sueño! O quizás repites, hay tanto que ver… Has planificado visitar varias ciudades, tu cámara tiene cinco tarjetas, dos baterías, llevas calzado cómodo y la ilusión de un niño. ¿Has comprado ya tu billete para el Shinkansen? No puedes perdértelo. No es solo un medio de transporte, el tren en sí mismo es una de las atracciones más populares de Japón.

PhoTones Works #4675 by PhoTones_TAKUMA on Flickr.

Quién más, quién menos ha oído hablar de este prodigio de la tecnología, el famoso tren bala japonés. Es posible que incluso alguno de vosotros haya estado en él. ¡Qué envidia! Pero una cosa es saber que existe o haberse sentado en sus asientos, y otra muy distinta es conocer realmente qué es y por qué es una cita casi obligada.

httpswww.flickr.comphotos29487284@N054258059575inphotostreamAunque muchos nos refiramos a él como Shinkansen originalmente este era el nombre que se la daba red ferroviaria en sí y no a sus trenes. Sin embargo, el Super Expresos o chō-tokkyū (que es como se denominaban sus convoyes) acabó siendo conocido, incluso por los japoneses, por el nombre de la red o como tren bala. Estos trenes de alta velocidad son un ejemplo a seguir por los de su tipo en otros países (no mencionemos nada del AVE que nos sonrojamos). Cuenta actualmente con 2901 km de trazado y pueden llegar hasta los 320 km/h.

1964 fue un gran año para Japón. El fantasma de la guerra quedaba atrás: los Juegos Olímpicos de Tokio y el estreno del Shinkasen eran su carta de presentación de regreso a la primera línea mundial. El 1 de octubre de ese año, por primera vez en la historia, un tren unía dos ciudades (Tokio – Osaka) a 200 km/h. Japonismo tiene un interesantísimo artículo sobre el 50 aniversario (celebrado en 2014) del Shinkansen desde el nacimiento de los ferrocarriles hasta la actualidad. Os recomiendo encarecidamente que le echéis un vistazo porque es una delicia.

Antes de seguir merece la pena comentar tres hechos fundamentales: 1) su extremada y maravillosa puntualidad sitúa su retraso medio anual en 2013 en 0,5 minutos (igualito a la RENFE); 2) una seguridad que permite presumir de no haber tenido jamás un accidente con víctimas mortales desde que se estrenó en 1964 y 3) su capacidad permite que cada convoy traslade más de 1000 pasajeros, unido a una frecuencia de unos 323 trenes diarios en 2013… echad cuentas.

No nos volveremos locos tampoco con los aspectos técnicos, pero no está de más adentrarse un poco en la tecnología que hay detrás del prodigio. Hay que tener en cuenta que las velocidades que alcanzan requerían replantear la idea de tren desde la base para que la maquinaria no solo permitiera ir tan rápido, sino que pudiera soportarlo. Para ello os traigo un artículo de Niponica en el que se comentan brevemente algunos de estos aspectos y un vídeo de la National Geographic dónde se habla más extensamente de ello:

Lo que sí me gustaría comentar en este punto es el por qué consideraba al principio al Shinkansen como una atracción. Aunque se espera que en 2015 la velocidad máxima sea de 285 km/h, los trenes tienen capacidad para superar los 400 km/h en el caso del Tokaido Shinkansen, mientras que el Maglev, el nueve juguete de los ferrocarriles japoneses logró un pico de velocidad de 603 km/h durante 11 segundos. ¿Sabéis a qué velocidad va la montaña rusa más rápida del mundo? El Formula Russa (Abu Dhabi) alcanza los 240 km/h, dejando muy atrás los 205 km/h del Kingda Ka (Nueva Jersey). Cuando subís a un tren para ir de Tokio a Osaka circuláis a mayor velocidad que cualquiera de los valientes que se suben a estas montañas rusas.

dentro del shinkansen

 

Actualmente son seis las líneas que componen su entramado ferroviario, siendo la de Tokaido Shinkansen la primera. Hay previstas cuatro más (Nagano – Osaka, Aomori – Hakodate, Hakodate – Sapporo y Takeo-Onsen – Isahaya y Nagasaki). Líneas que se espera que estén operativas entre marzo de 2016 y 2023, aunque algunas aún están en fase de planificación.

lineas

Hablando de coste, lo más recomendable es que os hagáis con una Japan Rail Pass (si os vais a mover mucho) ya que exceptuando los trenes Nozomi y Mizuho, es más económico. Hay que tener en cuenta que con este billete se puede viajar durante 7, 14 o 21 días. Si se trata de un viaje puntual, existen los descuentos habituales al comprar ida y vuelta o adquirirlo con antelación.

Para que os hagáis una idea, un billete de Tokio a Osaka (solo ida) cuesta: 13.620 yenes (99,67€) por un asiento no reservado en cualquier tren, 14.200 yenes (103,91€) por un asiento reservado en los trenes Hikari o Kodama y 14.500 yenes (106,11€) por un asiento reservado en un tren Nozomi.

fba2acd0fab91480c5a6a65e3ddf3a6d

Poco más que añadir de esta obra de arte de la ingeniería japonesa. Envidiar que sus trenes sean más puntuales, limpios, rápidos y seguros que los nuestros y aspirar a poder subir algún día a sus vagones para vivir en primera persona un viaje a velocidades de vértigo.

No olvidéis compartir con nosotros vuestras fotos y experiencias a bordo del Shinkansen en los comentarios, nuestra página de Facebook o vía twitter.

 

Fuentes consultadas:

Escrito por Jeza

Es la primera vez que colaboro en un blog y ¡espero que no sea la última! Me gusta tanto Japón que hasta he estudiado una carrera sobre ello (las carreras que se inventan...). Últimamente mi consumo de anime y manga está volviendo tras unos años de ocaso, por lo menos mi afición a los videojuegos, cine y literatura sigue intacto.